La Asociación de las Señoras Católicas

Esta Asociación fue la primera institución de beneficencia concebida y fundada por el Obispo de la Diócesis lavantina, Mons. Slomsek. El historiador, Dr. Fr. Kovacic relata el hecho en su obra sobre Slomsek, en la página 277, de esta manera: "En la ciudad de Maribor, en continuo crecimiento, Slomsek veía mucha juventud abandonada, vagando por las calles. Como gran educador y amante de la juventud, compadecía de corazón a estos niños abandonados. Se decidió golpear algunos corazones sensibles, maternales y organizar la preocupación por esa juventud. Se le ofreció la ocasión favorable de terminar la misión de Maribor. Una delegación de señoras de la ciudad vino a agradecerle la misión. En esta ocasión les rogó encarecidamente que procurasen fundar una asociación de beneficencia que se preocupara de la juventud femenina pobre. Al llamamiento del Obispo, las señoras respondieron favorablemente fundando, ya, el 7 de Abril de 1860 la asociación bajo el nombre de Asociación de Señoras Católicas, que pronto, o por lo menos en espacio limitado, comenzó a preocuparse de las niñas pobres. Después de la muerte de Slomsek contribuyó esta asociación al arribo a Maribor de las Hermanas Educacionistas, ante todo, con los fines de caridad." En el año 1862 está el Obispo Slomsek en Roma, en audiencia con el Papa Pío IX. Entre otras cosas el santo Padre le recomendó procurar tener también algunas instituciones educativas, según sus posibilidades. De lo que el Dr. Kovacic, en su obra histórica, mencionada arriba, en la página 282, escribe lo siguiente: "En la vigilia de la fiesta de San Vicente de Paul convocó el Obispo Slomsek a la Asociación de Señoras Católicas, les impartió la bendición del Papa, y les transmitió, al mismo tiempo, el deseo del Santo Padre en relación con el instituto educacional, y expresó la esperanza de que las señoras lo llevarían a cabo. Y así comenzaron a trabajar. De esto se desarrolló el Instituto de las Hermanas Educacionistas, que luego creció en un árbol frondoso; podríamos decir que lo plantó Slomsek".

La presidente de esta primera asociación de beneficencia en Maribor fue la condesa Zofía Brandys.